COMPARTE EN REDES
La fábula del tigre y el burro: las discusiones sin sentido afectan a tu concentración
/
/
La fábula del tigre y el burro: las discusiones sin sentido afectan a tu concentración

La fábula del tigre y el burro: las discusiones sin sentido afectan a tu concentración

conversation

“Respira profundamente antes de empezar una discusión. Es preferible tener tranquilidad que tener razón.”

Palabras clave: discusión, tensiones, concentración, gestión emocional y oposiciones.

Cuando discutes con otra persona, ganes o pierdas, tu cuerpo y tu cerebro viven situaciones estresantes. Estas tensiones afectan tanto a tu salud física como emocional, y por lo tanto interfieren en tu capacidad de concentración para estudiar. En concreto, durante la preparación de las oposiciones, con la carga psicoemocional que ya de por sí el proceso trae consigo, dar lugar a discusiones que no te enriquecen es una gran pérdida de tiempo.

La fábula del tigre y el burro: evita discusiones sin sentido

Hoy hemos tomado, como metáfora ilustrativa del tema, la fábula del tigre y el burro.

El burro le dijo al tigre:

– “El pasto es azul”.

El tigre respondió:

– “No, el pasto es verde”.

La discusión se calentó, y decidieron someterlo a un arbitraje. Para ello, acudieron ante el Rey de la Selva, el león.

Ya antes de llegar al claro del bosque, donde el león estaba sentado en su trono, el burro empezó a gritar:

– “Su Alteza, ¿es cierto que el pasto es azul?”.

El león respondió:

– “Cierto, el pasto es azul”.

El burro se apresuró y continuó:

– “El tigre no está de acuerdo conmigo y me contradice y molesta, por favor, castígalo”.

El león entonces declaró:

– “El tigre será castigado con 5 años de silencio”.

El burro saltó alegremente y siguió su camino, contento y repitiendo:

– “El pasto es azul…”

El tigre aceptó su castigo, pero antes le preguntó al león:

– “Su Majestad, ¿por qué me ha castigado?, después de todo, el pasto es verde”.

El león respondió:

– “De hecho, el pasto es verde”.

El tigre preguntó:

– “Entonces, ¿por qué me castigas?”.

El león respondió:

– “Eso no tiene nada que ver con la pregunta de si el pasto es azul o verde. El castigo se debe a que no es posible que una criatura valiente e inteligente como tú pierda tiempo discutiendo con un burro, y encima venga a molestarme a mí con esa pregunta”.

Conclusión: la peor pérdida de tiempo es discutir con el necio y fanático al que no le importa la verdad o la realidad, sino sólo la victoria de sus creencias e ilusiones. Jamás pierdas tiempo en discusiones que no tienen sentido… Cuando la ignorancia grita, la inteligencia calla. Tu paz y tranquilidad valen más.

Pero ¿cómo afectan estas situaciones tu salud física y emocional?, ¿en qué grado interfieren en tu proceso de estudio para la preparación de oposiciones?

Cómo afectan las discusiones a tu concentración

Cuando decidimos entrar en una discusión con otras personas estamos obligando a nuestro cerebro a desarrollar un trabajo de alto rendimiento. O sea, nos exponemos a situaciones del alto estrés.

Ante el peligro nuestros sentidos se ponen en alerta. En este caso, cuando percibimos agresividad mediante un gesto, o una palabra nos suena amenazante, el cerebro libera hormonas que nos dan la posibilidad de elegir si entramos en la discusión (para la cuál debemos estar muy ágiles) o si rechazamos esa innecesaria exposición al estrés.

¡Recuerda! Está en tus manos cómo usar tus energías.

Riesgos para la actividad cerebral

Afecta a la memoria a corto plazo. En situaciones de alto estrés, seguramente te ha ocurrido, es muy común que se te olviden argumentos que ibas plantear. Esto es porque el estrés que estamos atravesando en ese momento hace que aumenten nuestros niveles de cortisol y se vea afectada la capacidad de sinapsis de la corteza pre – frontal del cerebro que organiza nuestra memoria más inmediata.

Deterioro del manejo de situaciones sociales complejas. Discutir de manera constante afecta el funcionamiento de nuestro cerebro para gestionar situaciones sociales complejas esporádicas. En términos prácticos, esto sería: pérdida de facultades para argumentar entorno a un planteamiento, y al mismo tiempo reflexionar sobre nuestras opiniones, en la misma conversación.

Consecuencias emocionales de las discusiones

Ya sabes que las situaciones de estrés acumulan tensión muscular, que luego se traducen en un excesivo agotamiento físico. No utilizar tus energías de manera adecuada, afectará tu rutina de estudio (al respecto consulta otra entradas de este blog: Decálogo estoico para el control mental del opositor; Cómo gestionar las emociones ante una oposición).

Las emociones que desata una discusión álgida, también afectan nuestro ritmo cardíaco. Se liberan elevados niveles de adrenalina, que aumentan la cantidad de azúcar en sangre, que provocan una aceleración de la frecuencia cardíaca y un aumento de la presión arterial. Esto no solo afecta nuestra salud seriamente, sino que también nos deja con sensaciones de alteración que afectan la concentración para el estudio. Y también suponen un gasto de energía muy notable que afectará en tu rutina de descanso, tan necesario cuando eres opositor.

¡Relájate! No dejes que discusiones nada provechosas afecten tu concentración y trastoquen tu rutina de trabajo y estudio. Recuerda que “mente sana in corpore sano”.

Tenemos dos lemas que podemos plantear a modo de conclusión:

Haz de tu pasión tu profesión.

No digo que vaya a ser fácil, pero sin duda merecerá la pena.

EFos Mas Formacion Oposiciones Educación Fisica

"¿Te animas? Nunca es tarde para iniciar este apasionante proyecto, con un objetivo claro: mejorar tu futuro personal y profesional, y el de los tuyos"

* A lo largo de esta entrada se han utilizado formas lingüísticas tales como alumnos, compañeros o profesores aludiendo a ambos géneros, tal y como establece la RAE. El proyecto EFOS+FORMACIÓN se distingue por ser inclusivo y respetuoso con la diversidad de identidad de género de nuestra comunidad de lectores.

 
COMPARTE EN REDES

Se el primero en dejar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos más leídos
Cómo preparar una oposición: decálogo del buen opositor*
La vida del opositor: diez ideas que pueden ayudarte

Si estás en esta tesitura, tienes dos opciones principalmente para saber cómo preparar una oposición: Inscribirte a una academia especializada, Leer más

Las técnicas de estudio más relevantes para afrontar una oposición

Preparar con éxito una oposición es un pensamiento que se plantean muchas personas, pero a veces el volumen del material Leer más

La planificación personal en la preparación de oposiciones: el día a día del opositor*

“No sé lo que me pasa pero le dedico más horas que un reloj y no tengo la sensación de Leer más

Estudiar oposiciones a los 40: ¿es posible?

Dicen que los 40 en son una segunda juventud. Hoy en día, se considera la cuarentena como una etapa de Leer más

Requisitos para ser maestro* o profesor de Educación Física y para las oposiciones

La docencia es una profesión bonita para quien tenga vocación pedagógica: el docente se siente partícipe del desarrollo personal del Leer más

Comparativa entre la formación online y la presencial: ventajas y desventajas

Estos son algunos de los pensamientos que en muchas ocasiones rondan en la mente de algunos opositores*  que están en Leer más

Cómo elaborar el temario de tus oposiciones

Diseñar un tema de oposición de calidad y válido para ser redactado en un tiempo concreto (suele ser alrededor de Leer más

Cuadro sinóptico y mapa conceptual: qué es y cómo pueden ayudarte a estudiar una oposición

Conocer las técnicas de estudio apropiadas y saber adaptarlas a las necesidades de cada cual es fundamental para aprobar una Leer más

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.