COMPARTE EN REDES
Diario personal de rendimiento y oposiciones
/
/
Diario personal de rendimiento y oposiciones

Diario personal de rendimiento y oposiciones

conversation

“Para mejorar espectacularmente, hay que planificar el entrenamiento. Y la mejor forma de hacerlo es meditarlo a fondo, asegurarse de no dejarse nada y apuntarlo. Llevar un buen registro es fundamental. Es el primer paso para aprender a controlarse y ser responsable.”

Michael Johnson, doble medallista olímpico, Atlanta 1996.

Palabras clave: oposiciones, rendimiento, diario, feedback y bienestar.

Para alcanzar una meta deportiva o académica, en cualquier caso, siempre es clave organizar un cronograma de actividades u objetivos. Pero no basta solo con eso, luego es importante tener la disciplina necesaria para llevarlo a cabo. Del mismo modo, tenemos que valorar si se ha cumplido con lo previsto. Hoy te contamos algunos beneficios que tiene escribir un diario personal de rendimiento para tus oposiciones.

Dada la relación directa entre diario personal de rendimiento y la organización y planificación de los objetivos de estudio, nos gustaría indicarte ciertas entradas:

1. ¿Qué es un diario personal de rendimiento?

Es una herramienta clave que tiene relación directa con la planificación de estudio diseñada previamente. En él registramos el progreso en el estudio, supone una práctica de recogida de información que te permitirá valorar tu rendimiento académico considerando el tiempo y la metodología que estás usando. Es un complemento perfecto para autoevaluar los avances de estudio en tu estrategia de preparación cuando eres opositor. Te servirá para advertir cuándo es necesario llevar a cabo un reajuste en la planificación previa, supone una fuente de feedback muy importante para concretar tu estrategia de preparación de oposiciones. Este ejercicio de escritura también puede ayudar a reducir tu estrés y ansiedad durante el proceso de preparación.

 

2. ¿Cómo llevar a cabo el diario personal de rendimiento?

Para empezar, necesitas un espacio físico donde realizar las anotaciones correspondientes al diario. Lo más sencillo es que reserves un espacio en tu agenda personal.

La elaboración de un diario personal de rendimiento debe recoger información sobre diferentes indicadores que den pistas al opositor sobre cómo está siendo su desempeño en todos los aspectos relacionados con el estudio. El diario incluiría indicadores como los siguientes:

Cumplimiento del planning. Grado en que cumples con cada una de las actividades que tienes planificadas.

Ajuste planificación-tiempo. Referido a si es compatible tu planificación con el tiempo del que dispones, incluyendo todas las actividades de tu vida diaria (estudio, ocio, descanso, deporte, obligaciones familiares, etc.).

Buena organización y/o combinación de los contenidos de estudio. Este indicador alude a si incluyes en tu planificación diferentes aspectos relativos a tu examen según el momento de la preparación y los consejos de tu academia o preparador. Por ejemplo, si en un día estudias temas de diferentes bloques, si haces repasos, si llevas a cabo simulacros de examen, etc.

También puedes chequear si el grado de dificultad de tus tareas académicas es acorde al momento del día y a tu nivel de energía. Por ejemplo, puedes dejar las tareas más exigentes o que te resultan más tediosas para el principio del día y las menos arduas para el final del día, ya que estarás más cansado.

Organización del estudio en base a las características del opositor. Autoevaluación sobre cuáles son para ti las mejores condiciones para estudiar según tus características personales. Puedes evaluar si organizas bien las horas de estudio teniendo en cuenta cuándo es tu nivel de rendimiento óptimo. Además, puedes prestar atención a otros aspectos como cuándo te va mejor realizar el deporte, las actividades de ocio, sobre cómo afecta tu alimentación a tu rendimiento, sobre si te va mejor estudiar en biblioteca o no, etc. En definitiva, tú te conoces mejor que nadie y puedes testarte y organizar tu estudio como mejor se ajuste a ti.

Distracciones, interferencias. Nivel en que te afectan elementos externos como el ruido, la luz, la silla y la mesa de estudio, comer mientras estudias, levantarte para coger herramientas de estudio, la televisión, el teléfono móvil, etc. Así como el grado en que te influyen elementos internos: pensamientos recurrentes, preocupaciones, emociones, calor, sueño, etc.

3. ¿Cómo lo utilizo?

Se trata de que al final del día dediques 5 minutos a reflexionar sobre cuestiones relacionadas con los indicadores del punto anterior. No pienses que es tiempo perdido. Ten en cuenta que estás perfeccionando tu estrategia de estudio ajustándola a tus propias circunstancias y características como opositor. Las preguntas que puedes plantearte son:

  • ¿Has cumplido con tu planificación hoy?
  • Si no es así:

      – ¿De qué manera podrías ajustarla? ¿Debes eliminar o añadir carga de trabajo para poder cumplir con tu planning incluyendo todas tus actividades diarias?

      – ¿O debes combinar de manera diferente tus contenidos de estudio:  lectura de temas nuevos, realización de esquemas, de repasos, de simulacros de examen, ¿etc.?

  • ¿Crees que la organización de las horas de estudio te permite rendir bien y se ajusta a tus ritmos circadianos? ¿O debes añadir más horas por la mañana o por la tarde?
  • ¿Has hecho los descansos pertinentes siguiendo el método Pomodoro durante tu jornada de estudio?
  • ¿Notas que te estás distrayendo mientras estudias? ¿Con qué te distraes? ¿Cómo podrías solucionarlo?
  • ¿Cómo te sientes física y psicológicamente?

      – ¿Estás motivado? ¿Tus emociones juegan a tu favor durante tu jornada de estudio? Si no es así, ¿Qué estrategias puedes utilizar para eliminar estas interferencias?

      – Y respecto a tu estado físico, ¿Cómo te sientes?, ¿estás durmiendo bien? ¿crees que descansas el tiempo necesario?

Te recomendamos que coloques estas preguntas en algún sitio donde puedas verlas para releerlas al final de la jornada y evaluar tu rendimiento diario. A continuación, realiza las anotaciones correspondientes en tu agenda con el objetivo de realizar los ajustes necesarios en tu planificación, si lo consideras conveniente.

Si al finalizar el día de estudio has conseguido cumplir con tu planificación, repite conmigo: “Estoy satisfecho y orgulloso de haberme organizado tan bien”.

Puedes ir haciendo un “tic” en tu planificación en cada día de la semana en el que consigas ajustarte a ella. De esta forma, terminarás el día con sensaciones agradables, siendo consciente de tu avance, de tu buena organización y con la satisfacción del trabajo bien hecho. Además, al final de la semana recibirás feedback respecto a si estás organizando de manera realista la cantidad del material de estudio, si tienes que ser más o menos exigente o si debes organizar tu estudio de manera diferente. Este pequeño ejercicio aumentará tu sensación de control, todo lo cual te dará seguridad y hará que disminuya tu ansiedad.

Y si no has conseguido cumplir con tu planificación, no te preocupes. Es cuestión de entrenamiento y práctica. ¡Lo conseguirás!

4. ¿Cómo te ayuda un diario personal de rendimiento a preparar tus oposiciones?

Por qué escribir un diario personal

La principal razón por la que te recomendamos escribir un diario personal de rendimiento es porque es una herramienta que puede ser clave para reconducir la planificación previa. Leyendo este registro de información diaria de tu proceso de estudio podrás autoevaluar tu rendimiento y valorar si está resultando la planificación y estás cumpliendo tus objetivos. RECUERDA: es una herramienta dinámica, puede cambiar según tus necesidades.

5. Finalidades del diario de rendimiento

  1. Revisar periódicamente si los objetivos de estudio se corresponden con los objetivos planificados.
  2. Analizar los cronogramas de estudio utilizados con anterioridad. Esto te ayudará a plantear una organización de tus jornadas de estudio teniendo en cuenta tus buenos resultados y desechando prácticas que no han sido beneficiosas para tu rendimiento académico.
  3. Valorar todas las variables que intervienen en tu proyecto de opositor. De esta manera, podrás tener una visión clara sobre la situación en la que te encuentras tanto al iniciar el proyecto de opositar como si estás en medio del camino y necesitas reorganizarte.
  4. Reflejar que tu plan de estudio tiene una relación equilibrada entre trabajo-descanso.
  5. Facilitar en el opositor la adquisición de autonomía y seguridad para construir un cronograma de estudio constante y dinámico, evitando agobios y ansiedad.

Ya sabes, como siempre decimos en EFOS+FORMACIÓN, prepárate para ser opositor, este es un viaje profesional que te llevará a conocer al máximo tus habilidades de rendimiento académico y de crecimiento personal.

Tenemos dos lemas que podemos plantear a modo de conclusión:

Haz de tu pasión tu profesión.

No digo que vaya a ser fácil, pero sin duda merecerá la pena.

EFos Mas Formacion Oposiciones Educación Fisica

* A lo largo de esta entrada se han utilizado formas lingüísticas tales como alumnos, compañeros o profesores aludiendo a ambos géneros, tal y como establece la RAE. El proyecto EFOS+FORMACIÓN se distingue por ser inclusivo y respetuoso con la diversidad de identidad de género de nuestra comunidad de lectores.

 
COMPARTE EN REDES

Se el primero en dejar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos más leídos
[related_post post_id=""]

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart

💡¡Abierto el plazo de inscripción para el curso 2024-2025 para Primaria y Secundaria!💡

X